No tiene una edad determinada. No les influye la edad en la forma de relacionarse o afrontar los retos, su trabajo es parte de su vida personal y asumen el reto de desarrollarlo día a día y en diferentes lugares. No entiende su trabajo como un trabajo, disfruta con lo que hace para ganarse la vida, y lo integra como una actividad más de su quehacer cotidiano. Son personas con un alto grado de desarrollo de las habilidades sociales, inteligencia emocional, la…