1. No tiene una edad determinada. No les influye la edad en la forma de relacionarse o afrontar los retos, su trabajo es parte de su vida personal y asumen el reto de desarrollarlo día a día y en diferentes lugares.
  2. No entiende su trabajo como un trabajo, disfruta con lo que hace para ganarse la vida, y lo integra como una actividad más de su quehacer cotidiano.
  3. Son personas con un alto grado de desarrollo de las habilidades sociales, inteligencia emocional, la asertividad y la empatía, les permiten identificar, esquivar o incluso convertir a las personas que pueden desestabilizar el equipo donde están integrados.
  4. Son creativos, innovadores y colaborativos, por lo que pueden identificar cuál es el conocimiento que aporta valor y va en línea con los fines de la organización. Saben cómo comunicarlo en todos los sentidos, horizontal y verticalmente.
  5. Es Inventivo e intuitivo, es un generador de ideas. Es una persona imaginativa, sabe buscarse la vida, los recursos, capaz de trabajar en colaboración con cualquier persona, en cualquier momento y lugar. Es valorado por su conocimiento personal, lo que le proporciona una ventaja competitiva importante.
  6. Es emprendedor y orientado a la participación y a la colaboración. No solo busca acceder a la información, procura utilizarla abierta y libremente. Así que no es buen aliado de culturas cerradas y poco participativas.
  7. Está alfabetizado digitalmente. Son creadores de redes, siempre intentando conectar personas, ideas y organizaciones. Capaz de configurar una red sobre la que interactuar identificando personas que por su motivación pueden contagiar al resto y difundir los mensajes. Son personas con conocimientos tecnológicos digitales, aunque no expertos, comprende cómo y por qué funcionan las tecnologías digitales. Capaz de usar este entorno como herramientas para su aprendizaje y el de la organización para la que trabaje.
  8. Transforma la información en conocimiento y la comparte. Son profesionales conectados permanentemente. Atentos a los nuevos contextos y a la adaptabilidad de la información.
  9. Le importan las personas, porque encarnan el conocimiento, lo generan, aumentan, mejoran y lo enseñan.
  10. Utiliza la información abierta y libremente.
  11. No entiende de fronteras.
  12. Tiene una gran capacidad para adaptarse y resolver problemas. Son adaptables a diferentes contextos y entornos, no tienen problemas de relación generacional. Aprovechan su gran capacidad de adaptación y la atracción por lo desconocido, han desarrollado sus propios métodos de trabajo.
  13. Son capaces en aprovechar el potencial de las personas y a la vez utilizar las herramientas tecnológicas disponibles como catalizadoras del cambio, son capaces de manejarse y conectar ambos entornos (tecnológico y social).
  14. Asume que el aprendizaje es para toda la vida.
  15. No le asusta la experimentación ni el fracaso, sin que afecte al equipo, más bien para motivar nuevos retos. Su afán de conocimiento, de información le lleva a una continua experimentación, no exenta de fracasos y errores.
  16. Es responsable de sí mismo.
  17. Adquieren gran parte de sus conocimientos y aprendizaje en entornos colaborativos y de desarrollo personal (Personal Learning Environment).
  18. Facilidad de adaptación a los nuevos entornos y buenos conocimientos de las estrategias tecnológicas.
  19. Gestionan sus propias redes sociales y han creado su propia marca personal, que les da la presencia y la reputación online necesaria. Son capaces de trabajar conectados a diferentes ideas y perspectivas, con visión integral y multitarea.
  20. “Considera las relaciones humanas, sus conversaciones, su actividad diaria, como una fuente de energía capaz de ilusionarle”