Las condiciones necesarias para fomentar las habilidades críticas tales como la resolución de problemas, la reflexión, la creatividad, el pensamiento crítico, el aprender a aprender, la toma de riesgos, la colaboración y el emprendimiento. Las cinco tendencias que se pueden utilizar para explorar las condiciones necesarias para garantizar «perfiles de múltiples talentos» y prácticas de aprendizaje «multi-contextuales».

Estas cinco tendencias se pueden resumir a continuación:

  1. La incompatibilidad entre la educación formal y los desafíos de una sociedad basada en la innovación (métodos de aprendizaje informal y flexible);
  2. El cambio de «qué aprendemos» a «cómo aprendemos» (aprendizaje para toda la vida, autodidacta, y aprender a aprender).
  3. La relación fluctuante entre las tecnologías digitales y los contenidos (TIC, habilidades para el pensamiento crítico y nuevas alfabetizaciones);
  4. Las concepciones cambiantes de espacio-tiempo y de entorno de aprendizaje permanente (que rara vez depende del tiempo o del contexto); y,
  5. El desarrollo de habilidades blandas (globales, tácitas y sociales).